Te cuento qué es la Reputación Digital, esa gran olvidada

Tal vez hayas oído bastantes veces la expresión «Reputación Digital» pero no acaba de quedarte del todo claro lo que es, porque muchas veces los profesionales del márketing hablan en su propia jerga, y casi hay que hacer un máster para entenderlos.

Dicho de una forma sencilla la reputación digital es lo siguiente:

  • Una persona te busca en internet, y lo que encuentra le da una idea sobre cómo eres tú o tu negocio.

Eso es la idea básica de la reputación digital.

Ahora vamos a ir entendiendo el término un poco mejor.

Esa persona que te busca puede ser un posible cliente, un cliente que ya haya comprado tu producto antes, un proveedor, un inspector de hacienda…

Y además, esta persona puede buscarte en internet de distintas maneras. Puede que esté buscándote en el ordenador de su casa, o desde el teléfono móvil, o puede que te busque en Facebook, Instagram u otra red social.

Cuando escriba en su buscador «Empresa Pepito de los Palotes» le aparerán unos resultados. Y esos resultados harán que esa persona te ha buscado tenga una opinión sobre tu empresa y tus productos.

Puede estar pensando que es una empresa genial y muy fiable, y que comprará ahí. Pero también puede que vea noticias negativas. Incluso aunque no vea malas noticias, es posible que no le llame nada la atención, y como le da igual seguirá buscando opciones y prácticamente se olvidará de tí.

Esto es MUY IMPORTANTE.

Cuando trabajamos la reputación digital lo que hacemos es controlar qué cosas encuentra sobre tu empresa, producto o servicio, o hasta de tí mismo, esa persona que te ha buscado.

Esto lo hacemos para influir en su comportamiento, y lograr que hagan lo que nosotros queremos. Que puede ser vender nuestro producto, que nos donen dinero si tenemos una ONG, que vayan an uestro evento si estamos organizando alguno, etc.

Hay algunas cosas que puedes hacer tu mismo para mejorar tu reputación digital sin que te quite mucho tiempo.

  • Tener una página de Facebook y de Instagram y intentar que se vea bonito.
  • Si tienes una página web, intenta que sea atractiva. Puedes hacerlo preguntándote a ti mismo si comprarías ahí. Tener una buenas fotografías ayuda mucho.
  • Darte de alta en otras páginas web y tener un perfil completo. Como por ejemplo en Minube, Tripadvisor u otras de ese estilo (dependiendo de tu negocio serán unas u otras)

En este punto sí que tengo que hablar claro.

La reputación digital, desde un punto profesional, incluye muchos otros aspectos. Por ejemplo controlar qué tipo de noticias aparecen en Google cuando te buscan.

O incluso aunque no te busquen directamente.

Imagina que vendes sillones de terciopelo para gatos gordos. Aquí entraría el famoso SEO del que ya habrás oído hablar también. Para que esas personas encuentren tu negocio aunque no lo hayan buscado por su nombre, y quieran comprar.

Es un trabajo en profundidad en el que se busca influir en el comportamiento de esas personas que han hecho una búsqueda sobre tí o tu producto.

Por eso, tener una reputación en internet de forma más profesional, requiere de tiempo, esfuerzo, y conocimientos en márketing y comunicación.

Ya que aunque haya cosas que puedas hacer tú mismo, tendrás que plantearte si merece la pena invertir todo ese tiempo que podrías estar utilizando para otras cosas relacionadas con tu negocio.

Estoy preparando un manual/guia práctica con algunos consejos para empezar a implementar técnicas que ayuden a mejorar la reputación digital, si te interesa quédate atento y recuerda que puedes escribirme si tienes cualquier duda.

Y si quieres aprender un poco más sobre el caso de El Corte Inglés, que es bastate reciente, te recomiento que le des un ojo al artículo de este blog, ya que se trata de un caso bastante llamativo y que sin duda utilizaré para hablar de gestión de crisis más adelante.

Hablamos flor!